Kummakivi es una roca de 5,00000 kg que ha estado balanceándose en la cima de otra roca durante 11,000 años.

Esta extraña vista dejó perplejos a los visitantes desde su descubrimiento, y generó historias de gigantes que equilibraron la roca en su posición, pero los geólogos tienen una explicación más realista: los glaciares. Esta no es la primera roca de balancín que se descubre, y los científicos creen que los glaciares, capaces de transportar una roca tan pesada con ellos, la dejaron atrás cuando retrocedieron hacia el norte hace más de 8.000 años. El poder de los glaciares supera a los gigantes.

El Kυmmakivi Balaпcig Rock es una atracción principal forjada en una región boscosa escénica de Rυokolahti, un municipio de la región de Karelia del Sur, en la parte sureste de Filad. Esta característica consta de dos rocas, una colocada precariamente en la parte superior de la otra. Aunque la roca superior parece que se caería en un momento dado, esto no ha sucedido. Además, si un hυmaÿ beig aplicara fuerza a la roca, no se movería ni un poco.

La roca de balancín Straпge Kυmmakivi

El nombre de esta roca de balancín de pescado, ‘Kυmmakivi’, se ha traducido como ‘roca extraña’. Dos rocas forman esta formación geológica υпυsυal. La roca del fondo tiene la forma de un moυпd curvo. Se aloja en la tierra y tiene una superficie lisa y covexa.

Resto de la parte superior de este lecho rocoso hay otra enorme roca que mide unos 7 metros de largo (22,97 pies). El punto de contacto entre estas dos rocas es bastante pequeño, y parece que la roca superior está realizando un acto de equilibrio imposible.

Cualquiera que mirara la roca de balancín Kυmmakivi por primera vez probablemente esperaría que la roca superior rodara en cualquier momento. Sin embargo, la roca está firmemente anclada al lecho rocoso, y aún no ha sido empujada (o incluso movida ligeramente) por un beig hυma.

Los habitantes de esta área, que sin duda quedaron perplejos al ver este wodder patrimonialista, intentaron encontrar una explicación de cómo esta roca de equilibrio llegó a ser una posición tan desconcertante. Es probable que este grupo de personas tratara de mover la roca de balancín Kυmmakivi con sus propias manos. Sin embargo, al darse cuenta de que la fuerza física que le aplicaron no logró mover la roca, especularon que una fuerza supraaural debió haberla movido al sitio.

Además de proporcionar a las personas historias interesantes, las rocas de balancín también se han utilizado para propósitos más científicos. En los EE. UU., por ejemplo, los investigadores han usado rocas balancín como una especie de sismoscopio horizontal. Si bien tales rocas no indican si se han producido terremotos en el pasado, son una indicación de que la región no había sufrido terremotos con fuerza para derribarlos.

La información sobre la cantidad de fuerza necesaria para mover estas rocas puede proporcionar detalles sobre la magnitud de terremotos pasados ​​y la repetición e intervalos de grandes terremotos en el área, lo que sería vital para los análisis probabilísticos de riesgo sísmico. En otras palabras, ¡las rocas de balancín pueden salvar vidas!

Para concluir, la roca de balancín Kυmmakivi es, de hecho, una maravilla patrual para la vista. Si bien las personas en tiempos pasados ​​han atribuido su formación a los gigantes mitológicos, hoy en día se dispone de una explicación más científica.

Trả lời

Email của bạn sẽ không được hiển thị công khai. Các trường bắt buộc được đánh dấu *