La vida del viejo perro Golden Retriever ciego revivió gracias a la amistad del pequeño perro

Hace unos años, la vida de Charlie cambió drásticamente después de que le extirparan ambos ojos debido al glaucoma.

Al principio, Charlie parecía estar afrontando bien el cambio dramático de un día para otro.

Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo, el viejo perro comenzó a verse sombrío y con menos energía de lo que solía ser.

Sus dueños, Chelsea Stipe y su esposo, sintieron que Charlie se beneficiaría de tener un compañero canino para hacerle compañía, así que trajeron a casa un adorable perrito llamado Maverick para Charlie.

¡Y tenían razón!

Cuando Maverick entró en su casa y comenzó a vincularse con Charlie, todo en Charlie pareció mejorar.

El siempre enérgico y juguetón Maverick alentó a Charlie a abrirse más y lo inspiró a encontrar alegría en todo lo que hacía.

“Charlie definitivamente ha sido más juguetón y perrito desde que apareció Maverick”, dijo Chelsea al Dodo.

“Le comprábamos juguetes y no pensaba en jugar con ellos. Ahora, se están burlando constantemente”.

Maverick no solo volvió a iluminar la vida de Charlie, sino que el perrito también lo ayudó a adaptarse a su limitación.

Aunque el cachorro solo tenía unos meses, estaba atento cuando Charlie quería moverse o caminar.

“Él sabe que Charlie es diferente”, dijo Chelsea. “Ponerá juguetes delante de él. Está demasiado atento cuando Charlie comienza a moverse para darse cuenta de él. Cuando caminan juntos, Maverick ayuda a mantener a Charlie a raya”.

Como si Maverick supiera que Charlie no podía ver bien, siempre lo tranquilizaba poniéndose a su lado para decirle que no estaba solo.

Charlie y Maverick pueden tener muchas diferencias entre ellos, pero juntos forjan una fuerte amistad que incluso su dueño se sorprendió al ver.

“Es increíble. Son una gran combinación”, dijo Chelsea.

“Siempre están juntos”.

“Charlie es un perro mayor. Solíamos pensar que podíamos perderlo en cualquier momento”, dijo Chelsea.

“Pero ahora, con Maverick, es como si tuviera esta sacudida en él, este entusiasmo por la vida otra vez. Si tuviera ojos, sé que habría un brillo en ellos”.

Trả lời

Email của bạn sẽ không được hiển thị công khai. Các trường bắt buộc được đánh dấu *